1971. Ray Tomlinson, un programador que trabaja en un proyecto para el MIT que hoy en día podríamos llamar simplemente “Internet”, envía el primer correo electrónico. No muchos años después, en 1978, Gary Thuerk, un empleado de Digital Equipment Corp., envió la primera campaña de Email Marketing. Sólo hay 400 destinatarios, pero el resultado es sorprendente y se traduce en 13 millones de dólares en ventas.

Hoy en día, el correo electrónico está a punto de cumplir 50 años y, aunque la mayoría de las tecnologías inventadas hace medio siglo parecen irremediablemente obsoletas, siguen funcionando sorprendentemente bien en términos de retorno de la inversión cuando se comparan con otros (nuevos) canales.

A nivel mundial, hay casi 3 billones de usuarios de correo electrónico, con más de 110 billones de correos electrónicos enviados cada día. No debe sorprender que el correo electrónico siga siendo uno de los medios más poderosos para que las empresas comercialicen y relancen sus productos. Otros canales y tecnologías están evolucionando, pero la popularidad del correo electrónico no muestra signos de desaceleración.

Aquí hay algunas razones:

Es la forma de comunicación preferida

Por si el número de usuarios, que supera al de cualquier otro canal, fuera poco (según un estudio de Campaign Monitor en julio de 2019), más de la mitad de los usuarios encuestados prefiere recibir comunicaciones comerciales por correo electrónico, en comparación con las notificaciones por SMS o push. La investigación sugiere que esto se aplica en varios sectores de la industria: comercio minorista, viajes y entretenimiento, medios digitales, sin fines de lucro y B2B, donde su uso diario alcanza los niveles más altos.

Retorno de la inversión y compromiso probados

Dado el número de usuarios que dicen preferir el correo electrónico a otros canales, no debería sorprender que proporcione un increíblemente alto retorno de la inversión (ROI).

De acuerdo con la investigación de Optin Monster (Enero 2020), el Email Marketing tiene un potencial retorno de la inversión de de hasta  4400%.

Un valor tan alto depende ciertamente del hecho de que las tasas de adquisición y envío de listas tienen un impacto mínimo en el coste total. Pero eso no es todo: en una campaña de correo electrónico bien perfilada, el destinatario está legítimamente interesado en lo que usted ofrece y por lo tanto será más probable que interactúe con su marca.

El espectro del alarmismo sobre la nueva regulación de la RGPD ha llevado a muchos vendedores a temer impactos negativos en sus campañas de correo electrónico, pero más de un año después de su introducción, podemos decir que la RGPD no ha traído efectos negativos, sino todo lo contrario. Las empresas deben ahora ser más conscientes y rigurosas en la adquisición, uso y mantenimiento de sus bases de datos de contactos. La misma transparencia y atención se requiere de las Empresas que, como Bancomail, proporcionan listas de correo electrónico. En este sector, el cumplimiento de la normativa debe ser una forma contractual con el cliente. Es precisamente la calidad de los contactos lo que decreta el éxito de la campaña.

Hoy en día, con el RGPD, nos aseguramos de que la relevancia entre el mensaje y los destinatarios del correo electrónico esté garantizada, por lo que es probable que los correos electrónicos sigan teniendo tasas de compromiso más altas que otras formas de comunicación digital (la investigación de OptinMonster muestra una tasa de compromiso media del 22,86% en comparación con la media del 0,6% de las principales redes sociales).

El correo electrónico evoluciona e integra nuevas tecnologías

A casi cincuenta años de edad, el correo electrónico aún no sería tan efectivo si no hubiera evolucionado con el tiempo.

Con la mayoría de los correos electrónicos disponibles en los dispositivos móviles, las bandejas de entrada se están volviendo cada vez más contextuales. Los datos de comportamiento y la geolocalización aseguran que los consumidores reciban las últimas noticias a medida que las leen. La hiperpersonalización y la microsegmentación conducen así a la SVCO, o sea la “single view of the customer”, la visión única del consumidor individual. El conocimiento y la inteligencia artificial se combinan para ayudar a las empresas a predecir las necesidades y responder con una personalización instantánea y en constante evolución. El Email Marketing “1 a muchos” se convierte en “1 a 1” tan fácilmente como antes.

Email = Éxito?

Aunque está claro que el correo electrónico, en sí mismo, seguirá siendo relevante mucho más allá de su 50 aniversario, depende de las empresas individuales aprovechar y explotar esa relevancia.

El correo electrónico es una gran herramienta de marketing, pero sólo si se utiliza teniendo en cuenta las prioridades de sus destinatarios. Los profesionales de marketing deben asegurarse de no desperdiciar este recurso, a pesar de su inherente resistencia.